La meta de las misiones es adorar

En centro, el pastor John Piper, autor de "Alégrense las Naciones"
Todos aquellos de nosotros que desempeñamos un rol u otro dentro de la adoración corporativa de nuestras iglesias, debiéramos pensar seriamente en misiones. Digo “seriamente” porque el propósito último de las misiones es la adoración a Dios. El autor John Piper lo expresa de la siguiente manera en su libro alégrense las naciones: "Las misiones existen porque la adoración no existe". Lo que John Piper quiere expresar es que vivimos en un mundo en donde el fin último de Dios no se ha cumplido cabalmente, aun hay muchos que no adoran a Dios, aun hay muchos que no conocen a Dios, por tanto las misiones existen como el camino para hacer que las personas conozcan y se maravillen en Dios. Por tanto si hemos sido comisionados por Dios para guiar a su pueblo a la adoración, esto debiera quebrantar nuestros corazones. Por tanto Dios nos llama a contar su historia de redención a través de nuestra música, alabanza y oración, los músicos también son parte de la gran comisión.

En el Salmo 96:10 leemos "Digan a todas las naciones: «¡El Señor reina!». El mundo permanece firme y no puede ser sacudido. Él juzgará a todos los pueblos con imparcialidad".

Nosotros hemos sido alcanzados con el mensaje del evangelio, este evangelio es aquel que modela, sustenta y da vida a nuestra adoración. Adoramos a Dios porque Él nos ha creado, porque Él sustenta el universo con su poder, porque a pesar de nuestro pecado, Cristo se hizo carne, habito entre nosotros, nos dio vida con su muerte y esperanza eterna con su resurrección. Por eso es que amamos, servimos y declaramos que Dios es digno de toda nuestra adoración, gratitud y alabanza. Nuestra música y su expresión debieran siempre ser Cristo-céntricas, Evangelio-céntricas y Misión-céntricas.

Aun así en el mundo hay millones y millones de personas que no adoran al Dios único y verdadero, los cuales pasarán su eternidad separados de Él en un infierno de tormento el cual es real. Dios un día ha de juzgarlos a todos y ¿Cómo han de escapar de tal horrendo destino? .Es por tanto nuestro mensaje de buenas nuevas el que puede salvarles, lo que cantamos debe expresar un mensaje misional para ellos. Si lo que cantamos es solo u exclusivamente para alimentar "cristianos" entonces no estamos cabalmente cumpliendo el propósito de Dios para el cual la iglesia fue formada, hacer discípulos. Así la adoración es un tema de eternidad. Por tanto la adoración nos debe llevar mas allá de las pareces de nuestras iglesias y mas allá del confort de nuestras ciudades hacia los rincones en donde aun Cristo no ha sido conocido y donde Dios no ha sido adorado "Que el mundo entero cante de alegría, porque tú gobiernas a las naciones con justicia y guías a los pueblos del mundo.Que las naciones te alaben, oh Dios, sí, que todas las naciones te alaben. Entonces la tierra dará sus cosechas, y Dios, nuestro Dios, nos bendecirá en abundancia." (Salmos 67:4-6). La música es por tanto un medio primario de testificación.

El propósito por tanto de las misiones es que Dios cree a través de su palabra, verdaderos adoradores, los cuales glorifiquen su nombre a través de corazones llenos de obediencia y fe. La oración del líder de alabanza es que todos los pueblos de la tierra adoren a Dios. Deseamos por tanto que Cristo sea hermoso, deseable ante los ojos de los hombres, mujeres y niños de cada nación, tribu y lengua. Ya que el gozo profundo de nuestra salvación es la fuente de nuestra adoración, oramos para que nuestras vidas y alabanzas sean fieles testimonios que muevan a otros a regocijarse por siempre en Cristo Jesús y "para que los gentiles glorifiquen a Dios por su compasión, como está escrito: «Por eso te alabaré entre las naciones; cantaré salmos a tu nombre». (Rom.15:9). Para finalizar, te invito a reflexionar en las palabras del pastor Piper en el vídeo que sigue: 



Begoña Sánchez JiménezESCRITO POR DAVID MUJICA
Miembro del Equipo de Alabanza de la Iglesia Bautista La Calera (IBC) y parte del equipo de la organización misionera OM CHILE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario