Canto Espontáneo centrado en la Biblia

imagen tomada de juan116.org

En las grabaciones de música cristiana actual es muy común encontrar en los discos algún track llamado “Espontaneo”. Incluso, existen congregaciones que tienen la práctica de tener en sus periodos de adoración pública más de algún momento “espontaneo” de alabanza.

Sí el concepto “espontaneo” no te es conocido en lo práctico, te lo explicaré de la siguiente forma: una congregación se encuentra alabando a Dios por medio de una canción, al terminar, el que dirige el canto o la mismísima congregación, comienzan a repetir (por ejemplo) el coro (sin necesidad de instrumentos) o el que dirige el canto comienza a invitar a la congregación a alabar “con sus propias palabras” usando frases (cantadas) como: «¡Santo es el Señor!», «¡Grande es tu fidelidad!», etc.

El acto en sí mismo, tiene diferentes nombres: Espontaneo, Momento Espontáneo, Canto Espontáneo, Canto Nuevo, Nuevo Canto, Cantico Nuevo, entre otros.

¿La Biblia hace referencias a la práctica del Canto Espontáneo?

Pues, si, en la Biblia encontramos referencias a dicha práctica. En la mayoría de los casos (y versiones bíblicas) es denominada Cántico Nuevo:
-       Salmos 33:3; 40:3; 96:1; 98:1; 144:9; 149:1.
-       Isaías 42:10
-       Apocalipsis 5:9; 14:1-3

Ahora analicemos el concepto en los textos originales.

“Cántico”

La palabra “cántico” viene de la palabra hebrea “Shir” (שִׁיר) o  “Shirá” (שִׁירָה) que significa: “canción, cantar, cántico, canto, cantor, música, musical, salmo”. No solo lo vemos en los Salmos, también en otras partes del AT. Ejemplos: “Shir”
-       En Génesis 31:27 tiene la acepción de «canción» gozosa.
-       En Jueces 5:12 el término se refiere a un «cántico» triunfal.
-       En Nehemías 12:46 el vocablo se usa con relación a una «canción» religiosa de adoración.
-       El libro «Cantar de los Cantares » es una «canción» de amor entre un hombre y una mujer.

Por otro lado, en griego es odé (ᾠδή) que significa: “Cantico, canto u oda”. Es un término general para cualquier composición poética destinada a ser cantada. Se usa siempre en el NT (como en la LXX, la versión griega del AT), en alabanza de Dios o de Cristo. Por ejemplo: En Efesios 5:19 y en Colosenses 3:16 se añade el adjetivo «espiritual», por cuanto la palabra misma es genérica y pudiera ser usada de cánticos de tipos desde luego no espirituales.

En Apocalipsis 5:9 y Apocalipsis 14:3 la palabra descriptiva es «nuevo» (kainos, nuevo en referencia a carácter y forma), indicando un cántico cuyo significado estaba restringido a aquellos mencionados (Léase Apocalipsis 14:3b). En Apocalipsis 15:3, dos veces: «el cántico de Moisés… y el cántico del Cordero», el primero celebrando la liberación del pueblo de Dios por su poder, el último celebrando la redención mediante el sacrificio expiatorio (4).

“Nuevo”

La  palabra “nuevo” viene de la palabra hebrea “kjadásh” ( חָדָשׁ) que significa “cosa nueva, nuevo, renovado”. El adjetivo se encuentra 53 veces en hebreo bíblico. “kjadásh” quiere decir «nuevo» tanto en el sentido de reciente, tierno o fresco (lo contrario de viejo), como con la connotación de algo que antes no existía. Por ejemplo tenemos el caso del profeta Isaías que también emplea este segundo uso cuando discute la salvación futura. Por ejemplo, en Isaías 42:10, un nuevo acto de salvación divina provocará una nueva canción de alabanza a él: «Cantad a Jehová un cántico nuevo, su alabanza desde el extremo de la tierra». El salterio usa la frase «una nueva canción» con el mismo sentido; una nueva acción salvífica de Dios se manifestó y se celebra con una nueva canción. Lo «nuevo» a menudo se contrasta con lo anterior: «He aquí, ya sucedieron las cosas primeras; ahora os anuncio las cosas nuevas. Antes que salgan a luz, yo os las anuncio» (Isaías 42:9).

Y la palabra griega para “nuevo” es “kainos” (καινός) que denota nuevo, de aquello que es no acostumbrado, desusado; no nuevo en tiempo, sino nuevo en forma o cualidad, de diferente naturaleza de aquello con lo que se contrasta como viejo.

Comprendiendo bíblicamente el Canto Espontáneo

El problema actual que existe en la práctica del Canto Espontáneo, es que en muchas ocasiones se abusa de dicha práctica, siendo usada como un momento que bordea el misticismo, con justificaciones tales como que “el canto espontáneo es un fluir del Espíritu Santo”. Debemos tener cuidado con dichos argumentos, ya que atribuirle conceptos como “fluir del Espíritu Santo” es equivalente a decir que es una “nueva revelación” a la altura del canon bíblico. No hay evidencia bíblica para afirmar como cierta dicha declaración.

Si leemos detenidamente todos los versos anteriores ya citados, notaremos que el Cántico Nuevo es una «ocasión e impulso para expresar una renovada alabanza a Dios» [1], desde, «un corazón que ha experimentado la redención o la liberación de Dios» [2] y «anticipa la redención gloriosa y definitiva» [3] que Dios dará a los suyos cuando Él vuelva. Es decir, el Canto Espontáneo reafirma las verdades de la Biblia.

El Cántico Nuevo o Espontáneo es «una proclamación de la benevolencia de Dios en su pacto, mostradas en la creación, en la historia y una declaración de los requisitos de Dios para disfrutar de los beneficios de esa relación de pacto con Él» [4]

Conclusión: seamos sabios en el uso del Canto Espontáneo

Si bien, la práctica del Canto Espontáneo es usada por algunas denominaciones (por lo general líneas pentecostales, neopentecostales y carismáticas) y por otras no es usada (por lo general líneas reformadas e históricas), es importante tener claro que dicha práctica en sí misma, es positiva.

La práctica del Canto Espontáneo no tiene nada de malo, pero toda práctica en exceso es mala. Por ejemplo, en ocasiones se usa el canto espontáneo para profetizar o declarar cosas de índole aspiracional/material (pero como ya vimos, el Canto Espontáneo no existe para ese propósito). Tampoco es correcto que un Canto Espontáneo dure de 2 a 5 minutos, o incluso más, “aprovechándose” del momento de quebrantamiento de la congregación repitiendo un coro una y otra vez (la clave para mantener todo controlado sin caer en ambigüedad es la brevedad), en casos así, se corre el riesgo de que más de algún miembro se distraiga, todo sea vana repetición y no alabanza genuina.

El Canto Espontáneo no debe ser forzado (su nombre lo indica “espontáneo”), debiera ser el fruto del corazón de cada creyente ante las verdades bíblicas que está cantando, razonando y expresando. Si el líder o director de alabanza lo desea (y es lo recomendable) puede usarlo como un medio de motivación o afirmación, incluso, como un medio de transición breve de una canción a otra.

También es recomendable que en momentos de cantos espontáneos se pueda motivar a la congregación por medio de alguna lectura y exhortación breve de un salmo (u otro pasaje de las Escrituras). Inclusive, orar. Estas dos opciones presentadas se hacen con el fin de guiar a la congregación en el canto espontáneo, ya que si es muy largo el momento, se puede perder el foco de un momento de exaltación a un momento de vana repetición. 

Recuerda, el servicio dominical no solo es música (alabanzas y cantos espontáneos), también hay oración y exposición de la Palabra. Entre las responsabilidades del Equipo de Alabanza está el respetar el desarrollo del programa litúrgico (independiente de como sea en la iglesia local) para la adoración pública, seamos sabios en el uso del Canto Espontáneo ¡Que todo sea para la gloria de su nombre y alegría de su pueblo!

Un ejemplo práctico y bien usado de Canto Espontáneo, podemos verlo en el vídeo a continuación. De la Iglesia Bautista Internacional (pastor Miguel Nuñez), en la dirección de la alabanza Jonathan Jerez. Vean los minutos finales, desde el minuto 04:45 hasta el 05:38.


______________________________________________________

Bibliografía.
1.       Para la definición de concepto en textos originales: "http://elcomentaristacristiano.blogspot.cl/2013/08/que-es-un-cantico-nuevo.html".
2.       Referencias [1][2][3] Biblia de Estudio MacArthur (RV1960), con comentarios bíblicos del pastor John MacArhur. Extractos tomados sobre Apocalipsis 5:9 y comparaciones entre Apocalipsis 15:3 con Apocalipsis 14:3 y Salmos 33:3; 96:1; 144:9.
3.       Referencia [4] Biblia de Estudio Las Américas (LBLA) por The Lockman Foundation, con comentario bíblico. Extracto tomado del comentario sobre Salmos 33

Begoña Sánchez JiménezESCRITO POR AARON CASTRO (twitter @aaroncastro___)
Esposo y profesor de música. Miembro de la IPCH y parte del Equipo de Música en Iglesia UNO (duodécima iglesia presbiteriana de Santiago, Chile). Compositor y músico dedicado a la alabanza congregacional. Fundador y Director de Cantemos El Evangelio.